Décimas de relatoría

ב״ה

Décimas de relatoría de las vicisitudes que al autor han sucedido cuando delicada su salud se vio, y de los odiséicos periplos que acaecieron en el proceso de su recuperación.

§ 1

Agradezco yo al Creador

el regresarme la vida

que tenía comprometida

debido a un grave dolor.

Porque sólo Él es el Dador

de la dádiva perfecta

y nuestros rezos acepta

si son elevados con fe:

Pide, que Yo te daré;

es del Eterno la oferta.

§ 2

Después de estar internado

en un canijo hospital

ya me encuentro sin igual

me encuentro muy mejorado.

Ahora he reflexionado

sobre lo que ha sucedido

y todo lo que he vivido

pues la vida es gran maestra

y para botón una muestra

de lo que ahí he aprendido.

§ 3

El problema comenzó

al sentirme adolorido,

cuando estaba yo dormido

el abdomen me avisó.

Vi con presteza a un doctor

que vive en Boca del Río

y me dijo: amigo mío

la vesícula parece

causar lo que padeces

te harás un ultrasonido.

§ 4

Ese examen indicó

que la vesícula no es causa

de ese dolor sin pausa

que fuerte se agudizó.

Entonces recomendó

con mi sangre realizar

análisis, y encontrar

por qué me encontraba amarillo,

con tanto peso perdido

y poder la cura encontrar.

§ 5

En análisis salió

baja la hemoglobina,

alta la bilirrubina

y después me sugirió

lo que debía de hacer yo

y en el hígado me insiste:

para que no te despistes

y que te puedas sanar,

ve por la incapacidad

que te darán en el ISSSTE.

§ 6

Al ISSSTE después llegué

presentándome en Urgencias

para aprender la paciencia

que ahí se debe tener.

Comenzó el acontecer

de esta odisea angustiada

que es aquí relatada

escrita con gran detalle

sin que la memoria me falle.

pues no ha de ser olvidada.

§ 7

No me hicieron esperar,

un doctor me valoró;

y muy serio me advirtió

de que algo andaba muy mal.

Adentro del hospital

ordenó que revisaran

el dolor que me angustiaba

para encontrar la razón

de esa gran inflamación

que mi salud desgastaba.

§ 8

Un día pasé en Urgencias

en camilla recostado;

a mis venas conectado

un bejuco de apariencia

a plástica transparencia,

por ahí me alimentaban

y también me medicaban

para calmar el dolor;

tan feo era mi color

que creí que desmayaba.

§ 9

Con gran incomodidad

en esa sala de urgencias;

cada quien con su dolencia

y su grave enfermedad.

Me tenía que levantar

para ir al sanitario

con más frecuencia que a diario

pues tenía yo diarrea;

pararme de ahí era

un verdadero calvario.

§ 10

Sucedió en la madrugada

– a la una pa’ ser exacto –

mi suerte ha dado gran salto

en mi fortuna agraciada.

Fue mi persona llevada

sentado en silla de ruedas;

al primer piso era

allá por fin transportado

para estar ahí encamado

y donde atendido fuera.

§ 11

Recién estaba internado

me agarró la depresión;

del alma tenía dolor,

estaba desesperado.

Para sentirme calmado

me decidí relajar

y me puse a recordar

mi mujer y su sonrisa

y a mis nietas con su risa

pa’ no sentir soledad.

§ 12

Después de los avatares

que tiene la burocracia;

el monstruo de la desgracia

que habita en los hospitales

que hace aumentar tus males,

asignáronme un doctor

que en cirugía es el mejor;

aquel bendito galeno

dio tratamiento certero.

¡Bendito por siempre El Creador!

§ 13

Revisaron mi historial

preguntando enfermedades

y escritos todos mis males

me empezaron a estudiar.

Dijeron para empezar

un electrocardiograma

que nos brinde un panorama

del tratamiento a seguir

y un diagnóstico concluir,

siempre acostado en mi cama.

§ 14

Sucede aquí en Veracruz

que cuando llueve es frecuente

el carecer de corriente:

seguido se va la luz.

¡Bajarás a estudio tú!

severo dijo el doctor,

y se paró el ascensor

quedando ahí prisionero

que me dijo el camillero:

¡tenga usted calma señor!.

§ 15

En rayos X estuve

también en tomografía,

y fue en colonoscopía

donde la diagnosis tuve.

El intestino que sube

-la tripa gorda ascendente-

tenía un tumor presente

que se tenía que extirpar:

a cirugía voy a entrar

en calidad de paciente.

§ 16

Como en toda cirugía

se requieren trasfusiones;

se buscaron donadores

del tipo de sangre mía.

Por mala suerte veía

que eran muchos requisitos

que pedían esos canijos.

Como no los encontraba

mi mujer desesperada

ya vociferaba a gritos.

§ 17

Una semana anterior

que fuera la cirugía

sufría la panza mía

de un hambre muy atroz.

El doctor; válgame Dios,

ayuno me había ordenado

hasta no haberme estudiado,

y después de haber concluido

hasta el agua me ha prohibido

por camello me ha tomado.

§ 18

Al quirófano ingresé

acostado en mi camilla

y alucinado veía

un mundo como al revés.

Digo que no me asusté,

pero el nervio es traicionero

lo que sentí primero

fueron ganas de orinar,

cuando pude desaguar

pensé que orinaba el miedo.

§ 19

Es muy riesgoso vivir

y hasta salir a la calle,

puede que algo te falle

resbalas y puedes morir.

Si te van a intervenir

tienes un riesgo mayor,

pon tu confianza al Creador

que en todo lugar te cuida

pues te saca de la ruina

y mitiga tu dolor.

§ 20

Sentí que me inyectaban

la anestesia en el bejuco

empecé a sentirme bruto

y oír cómo relajeaban.

Después cuando despertaba

me preguntó una voz

cómo me sentía yo,

contesté que adolorido

que estaba rete jodido

¡qué bien!, la voz contestó.

§ 21

Con tanta calor y sed

por estar destartalado

el aire acondicionado

gran sufrimiento pasé.

El vidrio nunca cerré

de esa ventana trabada

que permitía la entrada

del clima las inclemencias,

los moscos hacían presencia,

la calle no era callada.

§ 22

De noche, la Luna Nueva

coqueta se apareció,

en mi ventana surgió

trayendo noticias buenas.

Con sus albricias amenas

me enseñaba ella a aceptar

los ciclos en su mudar

tan constantes de la vida,

y con su fuerza mi herida

pronto habría de sanar.

§ 23

Fue la lección escogida

que me quería ella mostrar;

sin riesgo de equivocar

me enseñó que la vida

como un brebaje, bebida

ha de ser sin prisa;

de los excesos te avisa

para llevarla con calma.

Saca la ansiedad de tu alma:

no esperes a ser ceniza.

§ 24

Después de haber pasado

tres día de la cirugía

el doctor que me veía

me encontraba mejorado.

Beber agua me ha dejado

y dieta líquida hacer

sentí mi fuerza crecer

hasta cambié de color

se me ha quitado el dolor

ya empecé a embarnecer.

§ 25

De alta por fin me dieron

después de haber presentado

los rasgos muy mejorados

cuando andando me vieron.

¡Qué gran favor me hicieron!

pues ya quería observar

el paisaje de la mar

sentir mi cara en su brisa,

a mis nietas con sonrisa

y en casita descansar.

§ 26

Tres semanas estuve

metido en el sanatorio

y salí del nosocomio

cuando mejorado hube.

Esta experiencia que tuve

me enseñó a revalorar:

la vida no es muladar,

es tiempo de corregir

mi manera de vivir,

ya hasta dejé de fumar.

§ 27

Aunque el mal se ha extirpado

debo estar muy prevenido,

con mucha suerte he corrido

pues no ha metastatizado.

El doctor ha aconsejado

y evitar que el mal regrese

me lo ha dicho, varias veces

estar en quimioterapia

también en radioterapia

por si acaso luego crece.

§ 28

Tengo que agradecer

a todos mis familiares

también a mis amistades

todo el apoyo que hallé.

Más nunca olvidaré

a los que por mi oraron,

los que su sangre donaron

alumnos y compañeros,

los que de visita fueron

los que por mi preguntaron.

 

 §29

 

Al médico cirujano

Gutiérrez, el buen galeno

que a mis males puso freno

Qué Dios bendiga su mano.

Ha hecho que esté sano

y me regresó la alegría;

Dios le dé sabiduría

que sea él Su instrumento.

Recuerdo en este momento

a la doctora Melina.

 

§ 30

También debo agradecer

a todas las enfermeras

de quien siempre recibiera

curia y fe en su quehacer.

Siempre cumpliendo el deber

para la salud del prójimo

ese es su trabajo anónimo

como ángeles del Señor

que trabajan con amor,

y hacen subir el ánimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: